Maria Dolores Mallarin Rafael

  1. ¿A qué edad empezaste a trabajar en el mercadillo?

A los 16 años.

2.¿En qué consiste tu trabajo en el mercadillo?

En atender a las personas que vienen a mi puesto.

3.¿Lo haces por elección o porque no tienes más opciones laborales?

Porque no tengo otro trabajo.

4.¿Es un negocio familiar?

Es un negocio propio.

5.¿Qué hace falta para tener un puesto?

Pagar la cuota de autónomos, los seguros, tener los hierros, las persianas, los toldos, las pinzas y el género.

6.¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo? ¿Y lo que menos?

Me gusta que las clientas se vayan contentas del puesto, con una sonrisa en la cara. Lo que no me gusta es que están muy mal los mercados hoy en día.

7.¿Cómo son las condiciones de trabajo? ¿Horario? ¿Cuántos días a la semana?

No tengo mercado todos los días. El horario es de 9:00 a 13:00.

8.¿Qué métodos de trabajo utilizas?

Vocear y hablar con las mujeres que entran al puesto.

9.¿Usas internet, redes sociales, teléfono…?

No.

10.¿Qué herramientas y/o formación necesitarías para trabajar mejor y tener más impulso?

Pues una formación de atención al cliente.

11.Además del mercadillo, ¿tienes otros trabajos?

No.

12.Si no tienes otro trabajo, ¿te gustaría tenerlo?

Sí, claro.

13.¿Qué necesitarías para acceder a otro tipo de empleo?

Formación y ayuda al empleo.

14.¿Cómo compaginas el trabajo con tu vida privada?

Por las mañanas hago la casa, llevo a las niñas al colegio y luego me vengo al mercado.

15.¿Con qué dificultades te encuentras en tu día a día?

Pues que como no tengo puesto fijo, accedemos por sorteo, por lo que unas veces nos toca ponernos y otras no. Y a veces se vende y otras veces no.

16.¿Cuál es el papel de las mujeres en el mercadillo?

El papel de la mujer en el mercadillo es fundamental porque si ellas no estuvieran no se vendería, no es lo mismo que haya una mujer o que haya un hombre, porque si hay un hombre, como en mi caso que vendo ropa interior, las mujeres no se paran a comprar porque les da cosilla, pero si estoy yo pues sí que se paran, me hablan y les puedo ayudar.

17.Promoción del puesto

Con pancarta y folletos publicitarios.

 

Agradecemos a todas las mujeres gitanas que han colaborado en este proyecto

Junto con todas ellas estamos cambiando estereotipos y luchando por que la mujer gitana ocupe el lugar que le corresponde en la sociedad